‘Bloom’, Beach House

(de Mis discos de 2012, 5/10)

bloom

Este disco es perfecto.

Yo no tengo nada más que decir.

Sigue leyendo

‘Las leyes de las frontera’, Javier Cercas

las leyes de la fronteraYendo al grano.

‘Las leyes de las frontera’ es un buen relato de 182 páginas, el resto (202) son árboles perdidos.

Y matizo.

Un buen relato que pudo ser mejor si:

– la voz del autor no contaminara a las de los personajes.

– si en aras de la velocidad de la prosa (o por las propias limitaciones enunciativas de los personajes) no quedaran bailando algunos momentos de conflicto que, ciertamente, merecían algo más de desarrollo.

– si tres putas apenas acosadas por un policía inexperto no soltaran la lengua tan rápido y encima, con todo lujo de detalles, como si fueran ellas y no el autor, quienes estuvieran deseando terminar con aquella historia de una vez.

‘Attack on Memory’, Cloud Nothings

attack on memory(de Mis discos de 2012, 4/10)

Si hace un año alguien me hubiera dicho que el 2012 era el año de Cloud Nothings, me le habría reído en su cara. Dylan Baldi, su líder, a mi juici,o no era más que uno que había inventado Cloud Nothings para terminar de cruzar su ya de por sí larga adolescencia. Uno, como tantos, que encima iba de simpático/listo en las canciones. 

Lo dicho, me le habría reído en su cara, al que me hubiera venido con que alguien como Dylan Baldi, pues sí, era capaz de tramar un discazo como ‘Attack on Memory’. A carcajada limpia ya digo.

Pero resulta que sí, que andando los meses de 2012, de pronto, Cloud Nothings saca este disco y la verdad que me costó creérmelo. Esto es rock de verdad y no jueguitos de adolescentes que se aburrían en Ohio, como si no hubiese otra cosa que hacer allí. No me jodas.

Todavía, cuando estoy lidiando en el gimnasio y me da por volver escucharlos, a veces, pienso que son otros los que demuestran semejante fuerza y me detengo y reviso la portada del disco, para comprobar que no, que no me he equivocado, que nadie ha hecho trampas y que Dylan Baldi suena aquí como si hubiese crecido de golpe o alguien le hubiese pegado la cara al cristal, obligándolo a mirar fuera. 

Sigue leyendo

‘Coexist’, The xx

coexist(de Mis discos de 2012, 3/10)

Cualquiera sabe qué podrá pasar mañana. De momento, The xx han sacado un segundo disco que parecía difícil de conseguir. Pero ahí está.

La sobriedad, la elegancia y la contención: ahí sus mejores distinciones.

Luego, porque nada es perfecto en este mundo, hay alguna canción que se va del molde, pero no lo destruye, sino como cualquier excepción, viene a confirmar lo dicho. 

Sigue leyendo

‘Mr. M’, Lambchop

mr. m(de Mis discos de 2012, 2/10)

Tras la muerte de Vic Chesnutt lo que vino fue el silencio. Kurt Wagner dejó a un lado la música y se ocupó de seguir viviendo, que es lo que tocaba.

Luego, las aguas fueron volviendo a su cauce y la música terminó imponiéndose, acaso, porque el arte es una puerta que no te deja afuera.

‘Mr. M’ está hecho de canciones contadas a Vic Chesnutt, como si se tratara de un cuento narrado en tracks y es, tal vez, el disco de mayor belleza de este año.

Sigue leyendo

‘Kill for Love’, Cromatics

kill for love(de Mis discos de 2012, 1/10)

No sólo es el mejor disco de 2012, es el Disco. 

Cinco años ha estado Johnny Jewel trabajándolo. Lo pudo tener en 2010, pero echó a un lado las presiones y siguió a lo suyo y de pronto, cuando lo sintió que latía, que las canciones llevaban sólo el orden que podían llevar, que ‘Kill for Love’ era en sí mismo una historia y no una compilación, se limitó a subirlo a iTunes y a Soundcloud y esperó. La reacción no tardó en llegar. Y aquí estamos, aplaudiendo:

Sigue leyendo

Visto en 2012

Estos son los videoclips que más me gustaron de lo que pude ver en 2012:

Sigue leyendo

Feliz 2013!

Mi amistad y buenos deseos sean con ustedes. Muchas gracias por pasar por este blog, por estar tan cerca.

Va mi abrazo agradecido:

Sigue leyendo

‘The Master. Retrato del novelista adulto’, Colm Tóibín

The masterPues sí, tiene razón Javier Marías, esta es una buena novela. Ya después cada quien la pone en el lugar que prefiera, pero el modo en que Colm Tóibin se acerca a la vida de Henry James, la manera en que se adentra en las obsesiones, las dudas, y las dependencias que acompañan al novelista, me han recordado a la propia obra de James. ‘The Master’, acaso, podría ser la autobiografía que este no llegó a escribir. En ella están la delicadeza de la prosa, lo cuidado de los ambientes, la tensión subterránea de los conflictos y, además, el recato al enfrentarse a determinados temas. Todo James.

Un ejemplo (y esta quizás sea la mejor escena erótica homosexual de la literatura contemporánea):

Sigue leyendo

‘Bark At The Moon’, Ozzy Osbourne

Cada quien colecciona regalos antiguos, huellas trazadas sobre las fechas, importancias ganadas con la memoria. Este año trae recuerdos simples: canciones, casas, ellas, nosotros y momentos que apenas consigo recordar. Pero una navidad estuvo este disco, sólo este disco, que hacía diez ya se había publicado, pero no lo tuvimos hasta entonces. Sobre la mesa sobrevivía la claridad de un tubo de luz fría y un mantel a cuadros, no recuerdo qué comimos. Por beber, debimos de beber algo que tenía alcohol. Entonces todos fumábamos y el aire tenía el velo blanco del humo. Eran unas fiestas extrañas aquellas. Eran unas fiestas simples. Eran unas fiestas como la última fiesta y también la primera. Ahora que estas fiestas pueden ser distintas y de hecho lo son, sólo me queda la música para componer la memoria, para restaurar el orden exacto de mis prioridades, para recordarme la levedad de todo lo añorado, de todo cuanto llegas a poseer.

Sigue leyendo